Etiquetas (function() { var proto = (("https:" == document.location.

lunes, 17 de julio de 2017

El agradable calor de establo-.

Nunca envidié
patria naciones
religión o astrologías
diversas; no las desprecié,
y, si lo hice, qué?
obviamente, no diré que son
de mi predilección.
Esas agrupaciones masivas
esos sepelios excesivos, esos
carruajes infinitos de acero
forjados exquisitamente sobre
el cieno de algún himno.
No, nunca fueron lo mío.
El agradable calor de establo,
el amigable temporal de lluvia
que cubre las pezuñas de unos bueyes
pestilentes, se han convertido en mí,
en algo definitivamente a superar.


©
Publicar un comentario