lunes, 13 de marzo de 2017

Utopía-.

Hay disidencias tan claras
como agua que empapa las camisas
adolescentes
maldiciendo la vida en su empuje fatal
hasta empuñar el arma como una botella
insana
hay disidencias tan obvias
que encharcan el piso y las ventanas
orinando sobre suaves compromisos
acercándose sutilmente a las estimables locuras.
La botella es un fusil
en aquellas almas que utilizan
su rencor sabiamente.
Escuché una orilla tan larga
barba espesa desnudo cuerpo
en la malsana evidencia de tanto cansancio
y tuve que esforzarme por acatar
leyes y opresiones.
Luego me hablarán de amor
aquellas tiernas cataratas
con su sabor de mierda o de hez
siempre el amor naufragando entre quimeras
su utopía desvelando mensajes carismáticos
como venas o maderas ligeras.
Luego vendrán suavemente
a recoger el cuerpo incinerado
la amable compañía el cenicero olvidado
y cuando crezca, seré el viento
tan fuerte que arranca dientes.

©
Publicar un comentario en la entrada