miércoles, 15 de marzo de 2017

Silba la lengua-.

Ah vínculos que establecen
dos balleneros ocurrentes,
silba la lengua con su extracción
molecular, bífida suplantación
de cuerpos iracundos e inservibles,
observa tu propio prurito terminante
acogerse a los lagos flotantes de los cementerios.
Un hueso apenas comido
una rosa cuyo estatuto duerme entre cadenas,
un hueco de roca que el impulso hace líquido
por momentos, oh, deshacerme en tus nervios
hasta el remanso posterior.


©
Publicar un comentario en la entrada